Email
Email RSS Feed Twitter

lunes, 26 de mayo de 2014

La comida picante ayuda a vivir más.


Tal y como han demostrado las últimas investigaciones, el gusto por la capsaicina, el componente activo presente en la pimienta picante, la cayena, la mostaza de Dijon, el chile, el tabasco y la páprika, depende en gran medida de la personalidad. Si perteneces a ese masoquista sector de la población que disfruta palideciendo con el sabor picante y la sensación bucal de ardor, estás de enhorabuena. De acuerdo con un nuevo estudio, ingerir este tipo de alimentos contribuye al bloqueo de la capacidad del cuerpo para sentir el dolor y ayuda a vivir más tiempo.
El equipo de científicos en cuestión ha logrado trazar un vínculo entre la percepción del dolor y la mortalidad. Para ello, compararon el crecimiento de ratones alterados genéticamente que carecían de los receptores del dolor TRPV1 con el de ratones salvajes. Los resultados mostraron que los primeros no solo vivían más tiempo, sino que lo hacían con mayores índices de salud. Los ratones insensibles eran menos propensos a desarrollar cáncer y pérdida de memoria, y su metabolismo y capacidad de procesar el azúcar se mantenía estable a medida que envejecían. Estos datos sugieren que la inhibición de los receptores sensoriales encargados de la transmisión del dolor puede contrarrestar el deterioro metabólico asociado a la edad y conducir a una mayor longevidad.
Aunque el experimento se basó en animales portadores de una mutación genética, los autores del trabajo afirman que las conclusiones son extrapolables al ser humano. Según estos, la ingesta crónica de compuestos que afectan TRPV1 como la capsaicina, presente en los alimentos que mencionábamos, produce los mismos efectos de mitigación del dolor. El chile proporciona además una sensación de euforia cuando se consumen en grandes dosis, debido a la liberación de endorfinas naturales por el organismo en respuesta al dolor y el estrés.
Chile, pimentones, pimientas, jengibre, cayena… la comida aderezada con estas sustancias picantes cuenta con detractores y defensores a partes iguales. Unos alegan que son demasiado fuertes y pueden provocar problemas de estómago y los otros que aportan numerosos beneficios a la salud además de una divertida experiencia gastronómica. ¿Qué hay de verdad en una y otra tesis?.
Lo cierto es que ambas sostienen teorías acertadas. Sin embargo y, como en todo, consumiéndolos de manera equilibrada, los alimentos picantes tienen más cosas a su favor que en contra, según han demostrado numerosos estudios científicos.
Lo primero que hay que saber es que no todas las personas aguantan el picante de la misma manera. Depende del organismo de cada uno, por ello, si no se está acostumbrado a él, hay que tomarlo con precaución.
Lo segundo es que existen miles de variedades de picantes en todo el mundo con distinto grado de sabor e intensidad, desde las que más pican (‘thai dragon’, de Tailandia) a las que menos (como el peperoncini, de Italia), pasando por las cayenas o los jalapeños. Aunque algunos tuvieron origen en Sudamérica (como el chile), hoy día se han extendido a todas las cocinas del mundo y rara es la que no usa en algunos de sus platos un poco de picante.
Durante muchos siglos se usaron estas sustancias para conservar mejor los alimentos y evitar infecciones en los mismos, ya que su alto contenido de vitaminas supone una barrera para las bacterias, así como para disimular el sabor de los que no estaban en buen estado.
Pero los condimentos picantes son más que meros conservadores de alimentos. Proporcionan numerosos beneficios para la salud. Algunos de los más destacados son:
Quema calorías: Los chiles y pimientos picantes contienen capsaicina, que es la responsable de la sensación de ardor en la boca. También es la responsable de que el corazón se acelere y nuestro metabolismo también, por la subida de la temperatura del cuerpo, con lo que se queman calorías más rápidamente. Además, provoca una sensación de saciedad.

Mejora la circulación: Esa misma sustancia, la capsaicina, se ha demostrado que combate la inflamación de las arterias y mejora la circulación, por lo que es beneficiosa para reducir las enfermedades cardiovasculares. Cuando se comen alimentos picantes, la temperatura del cuerpo se eleva, por lo que aumenta el flujo sanguíneo y llega mejor la sangre al corazón. Además, la mayoría de sustancias picantes son ricas en vitaminas A y C, que ayudan a reforzar las paredes de los vasos sanguíneos.

Lucha contra el cáncer: Numerosos estudios han demostrado que la capsaicina reduce el crecimiento de las células cancerosas. De hecho, en países con dietas rica en esta sustancia, los índice de algunos cánceres son muy bajos.

sirve como afrodisíaco: Algunas teorías defienden que la comida picante es afrodisíaca (se puede vincular al reportaje de alimentos afrodisiacos) por su alto contenido en vitamina C (que estimula la producción de endorfinas).

Combate el resfriado: La capsaicina promueve la sudoración equilibrando la temperatura del cuerpo en caso de gripe o resfriado. Asimismo abre los conductos nasales mejorando la congestión, la sinusitis, bronquitis e incluso el asma.

Mejora el estado de ánimo: La comida picante genera endorfinas y serotoninas ofreciendo una sensación de bienestar general.

Contras de la comida picante

Aunque algunos estudios han demostrado que la comida picante puede mejorar la digestión y curar ciertas dolencias estomacales (durante años, la cayena se recetaba para dolores de estómago), lo cierto es que si se padece alguna úlcera de estómago u otra afectación del aparato digestivo se ha de evitar el abuso de los picantes ya que podría sufrirse alguna irritación.


También han de evitarse los alimentos picantes en exceso en caso de hemorragias, dolencias de hígado o de las vías urinarias. En ese caso debe consultarse con el médico antes de consumir este tipo de alimentos.
Mitos sobre la comida picante

Uno mito bastante extendido es que la comida picante provoca hemorroides. Esto no es cierto. Si una persona tiene hemorroides, debe evitar la comida picante para no agravar la inflamación, pero el picante en sí no es lo que provoca las hemorroides.

Otra creencia bastante popular es que los picantes pueden provocar contracciones en mujeres embarazadas, pero la verdad es que no hay estudios científicos que lo demuestren o que sugieran una relación entre el consumo de picante y un parto prematuro.

Lo que sí puede suceder es que los picantes acentúen los síntomas de las personas que padecen gastritis o acidez estomacal. Muchos médicos recomiendan a sus pacientes evitar las comidas picantes si tienen síntomas de gastritis o úlceras estomacales.

Sin embargo, según los resultados de ciertos estudios científicos, la comida picante no sería la causa de la gastritis. Todo lo contrario,quienes consumen chile u otros condimentos picantes, estarían protegiendo su mucosa gástrica, además de obtener otros beneficios que se mencionan más adelante.
Beneficios para la salud

Muchas de las características de los condimentos picantes se deben a que contienen una sustancia química llamada capsaicina, que es la que provoca la sensación de quemazón o picor cuando entra en contacto con la mucosa bucal.

Los resultados de un estudio llevado a cabo en Inglaterra sugieren que este compuesto puede ayudar a que el organismo elimine células cancerosas. Otras investigaciones demuestran que la aplicación tópica de capsaicina puede calmar el dolor neuropático.

Además, la capsaicina fue capaz de reducir le presión arterial en animales de ensayo, según investigaciones realizadas en una universidad de China.

Los picantes han sido utilizados por la medicina natural desde la antigüedad para estimular la circulación sanguínea, promover la sudoración, mejorar la digestión y por sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias.
Comer picante para bajar de peso

Al parecer, la comida picante estimula el metabolismo, aumentando el calor corporal y acelerando la velocidad con la que el organismo quema calorías. Por eso, la comida picante puede ayudar a las personas que desean reducir su peso.

Y como si todo esto fuera poco, un estudio llevado a cabo en Australia sugiere que la comida picante ayuda a mejorar los niveles de colesterolen sangre y reduce la demanda de insulina, lo que podría ser un factor para la prevención de la diabetes.
Chiles y jalapeños, con moderación…
Si bien los condimentos picantes parecen haber demostrado ser beneficiosos para la salud, hay que consumirlos con moderación. Un estudio realizado en México demuestra que las personas que consumen diariamente el equivalente a nueve jalapeños (o más), tienen mayores probabilidades de desarrollar cáncer de estómago. De todos modos, aún las personas fanáticas del picante, difícilmente llegarían a tan elevado nivel de consumo.


miércoles, 7 de mayo de 2014

La resistencia a los antibióticos es ya una amenaza mundial.

Los antibióticos eficaces han sido uno de los pilares que nos ha permitido vivir más tiempo y con mayor calidad de vida. No obstante, nuestra forma de producir, prescribir y utilizar los fármacos, ciertamente abusiva, trae consigo el desarrollo de inmunidad en los microorganismos causantes de múltiples infecciones. Como consecuencia, los tratamientos se prolongan y los microbios se propagan de forma exponencial, volviendo letales las enfermedades más comunes.
Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud, basado en los datos extraídos de 114 países, la resistencia a los antimicrobianos es una grave amenaza que ha dejado de ser una previsión de cara al futuro y es ya una realidad en todas las regiones del mundo. La resistencia a los antimicrobianos es el fenómeno por el cual un microorganismo (entre ellos las bacterias, los virus y algunos parásitos) deja de ser afectado por un antimicrobiano al que anteriormente era sensible, de modo que el efecto del medicamento queda neutralizado. Dicha resistencia surge por la mutación del microorganismo, por la adquisición del gen de resistencia, o incluso por la información de grumos.
El informe señala que la resistencia está afectando a muchos agentes infecciosos, pero se centra en siete bacterias responsables de infecciones comunes graves, como la septicemia, la diarrea, la neumonía, las infecciones urinarias o la gonorrea. “El mundo está abocado a una era posantibióticos en la que infecciones comunes y lesiones menores que han sido tratables durante decenios volverán a ser potencialmente mortales”, ha explicado Keiji Fukuda, subdirector general de la OMS para Seguridad Sanitaria.


Para los expertos, las medidas claves en la prevención de la resistencia microbiana pasan por limitar los antibióticos e incidir en una mejor higiene, acceso al agua potable y control de las infecciones en los centros sanitarios y vacunación. Los pacientes, por su parte, deben hacer uso de los antibióticos únicamente cuando los haya prescrito un médico, completar el tratamiento aunque se sientan mejor y no medicar a otras personas.






viernes, 4 de abril de 2014

Un corazón mecánico que podría ser la alternativa al trasplante



Un hombre de 51 años con insuficiencia cardiaca muy grave y que no era apto para un trasplante ha sido sometido a una intervención para implantarle un corazón mecánico, una técnica que podría ser en el futuro una alternativa al trasplante ante el descenso de donantes de corazón.

José Sorribes, comerciante de Artana (Castellón), fue sometido el pasado 5 de marzo a esta intervención en el en el Hospital La Fe de Valencia, que se ha convertido en el primer centro público de España que implanta este modelo de dispositivo de asistencia ventricular (HerartWare), el más avanzado que existe en la actualidad.

El equipo del Área de Enfermedades Cardiovasculares del hospital han informado hoy en rueda de prensa de los detalles de estas intervención, así como del seguimiento que se está llevando a cabo con el paciente, que también ha atendido a los medios de comunicación.

"Cuando llegué al hospital mi estado era muy malo, me encontraba en el corredor de la muerte sin ninguna posibilidad de indulto y el futuro era corto y malo", ha asegurado Sorribes, quien ha agregado que la implantación del dispositivo fue la "alegría más grande" porque supuso "tener un presente y la posibilidad de un futuro bastante bueno".

Al paciente se le implantó en la parte inferior de izquierda del corazón, y conectado a la aorta, un pequeño aparato con un tubo que lleva una bomba centrífuga. La bomba funciona mediante un cable que sale por el abdomen hasta un pequeño ordenador que el paciente lleva siempre con él y funciona con baterías recargables.


via:yahoo.

miércoles, 29 de enero de 2014

La guerra dentro de nuestro cuerpo.


Un macrófago (x18000), una célula de defensa humana, tratando de engullir gotitas de aceite.



Células T bajo el ataque de VIH (Azul).




El virus del resfriado común, constantemente muta para evitar la detección. Sólo la forma totalmente virus pueden superar se ve un huésped sano cuando un infectados rupturas celulares humanas, liberando una corriente de nuevos virus (azul) en el sistema. 






Las células B, como este espécimen cubierto con bacterias, producen ejércitos de anticuerpos cuyo único objetivo es atacar a un solo tipo de patógeno.





Protozoos de la malaria se han multiplicado en dos células en una placa de cultivo de las células rojas de la sangre. Uno de ellos se ha liberado para infectar otras células.






La primera línea de defensa contra los ejércitos de microorganismos peligrosos, el tejido de la piel es capaz de repararse rápidamente después de la lesión.






El primer paso en la fagocitosis, o "comer celulas" un macrófago extiende varios seudópodos de su forma particular de abrazar una serie de bacterias E-coli.






Las bacterias atrapadas dentro de una extensión de una membrana de macrófagos.






Productos químicos de gran alcance son generados a voluntad por los macrófagos con lo que destruyen los componentes de las células invasoras.






Al igual que una visión de la ciencia ficción, un macrófago llega a atrapar bacterias con una extensión celular llamado seudópodo.






Una de las mayores amenazas inorgánicos de la humanidad, las fibras de asbesto son engullidos por un macrófago que probablemente morirá por esa "comida".






Los motines en el cuerpo son un hecho constante, y las células sanas se escapan de alguna manera de los mecanismos que regulan el crecimiento celular y se tornan cancerosas.






Las asesinas células T atacan a las células cancerosas. Varias de las células T normalmente redondas adquieren la forma alargada de combatientes activos, ya que someten a su objetivo a los ataques químicos, rompiendo la membrana celular.






Después que una célula de cáncer pierde su citoplasma, sólo queda un esqueleto fibroso.






Cuando la respuesta inmunológica es demasiado fuerte, reacciones alérgicas afectan los seres humanos al producir ciertos anticuerpos innecesarios.






Un sistema inmune renegado ha devastado el fémur de una mujer de 50 años que sufren de artritis reumatoide.






El virus del resfriado común (azul), constantemente muta para evitar la detección.



Eater Celular

El primer paso en la fagocitosis, o "comer celda" un macrófago se extiende varios seudópodos de su forma unicelular a abrazar una serie de bacterias E-coli






En el ataque




Protozoos de la malaria se han multiplicado en dos células en una placa de cultivo de las células rojas de la sangre. Uno de ellos ha reventado la liberación de los parásitos para infectar otras células










Células T bajo el ataque de VIH
Un componente importante del sistema inmunológico, una célula T ayudante está siendo atacado por el VIH / SIDA (azul)





Atrapar bacterias




Las bacterias atrapadas dentro de una extensión de una membrana de macrófagos














Desglose




Productos químicos de gran alcance dentro de la descomposición voluntad macrófagos y destruir los componentes de las células invasoras.














Un macrófago llega




Al igual que una visión de la ciencia ficción, un macrófago llega a atrapar bacterias con una extensión celular llamado seudópodo.














Amianto




Una de las mayores amenazas inorgánicos de la humanidad, las fibras de asbesto son engullidos por un macrófago que probablemente morirán a causa de que es comida indigesta.














¡Motín!




motín en el cuerpo es un hecho constante, muchos creen, ya que las células sanas se escapan de alguna manera los mecanismos que regulan el crecimiento celular y se tornan cancerosas. Afortunadamente, los antígenos en sus superficies a veces alteran ligeramente, pasando de uno mismo al no-yo. Así, las células se convierten en blancos de las células T asesinas, como estos que rodea a esta célula de cáncer de gran tamaño.














Killer T




Congelado en acción, las células T asesinas parecen muy vivos ya que atacan a las células cancerosas. Varias de las células T normalmente redondas adquieren la forma alargada de combatientes activos, ya que someten a su objetivo a los ataques químicos, rompiendo la membrana celular.














Victoria




Después de una célula de cáncer pierde su citoplasma, sólo un esqueleto fibroso se deja, aquí que rodea una célula T.














Demasiado entusiasta




La respuesta inmune demasiado entusiastas, reacciones alérgicas plagan los seres humanos que producen ciertos anticuerpos innecesarios.














Renegado




Un sistema inmune renegado ha devastado un (extirpado quirúrgicamente) fémur de una mujer de 50 años que sufren de artritis reumatoide. El más común de los trastornos autoinmunes cols.













miércoles, 18 de diciembre de 2013

Alimentos que nunca debes consumir.



Entre la abundante variedad de alimentos a los que tenemos acceso a diario, hay algunos que deben ser evitados en su totalidad. Estos alimentos no solo han sido despojados de sus nutrientes naturales, sino que también representan un riesgo para la salud.

1. Chocolate blanco. En realidad, no es verdadero chocolate porque, si bien es un derivado del cacao, es un dulce formado por leche, azúcar y manteca de cacao. Esta última es una grasa de origen vegetal y no contiene entre sus componentes ni pasta, ni licor, ni sólidos del cacao. Entonces, mientras el cacao puro tiene antioxidantes que son buenos para nuestra salud, el “chocolate” blanco compensa su deficiencia de cacao con grasas y glúcidos, que no sólo son perjudiciales para la salud, sino que pierde los nutrientes que aporta el cacao y los convierte en azúcar y grasa.

2. Tomates en lata. Es necesario tener en cuenta que cualquier alimento que sea preservado, refrigerado o sometido a cocción, ya sea a nivel industrial o casero, perderá, en cierto grado, algunos de sus nutrientes. Todo dependerá del tiempo y las condiciones de almacenamiento, y del método de cocción empleado. ¿Qué pasa en el caso de los tomates enlatados? “La acidez del tomate hace que la resina utilizada en el revestimiento de la lata aumente el nivel del tóxico Bisfemol A que entra en nuestro cuerpo y afecta nuestro equilibrio hormonal, lo que ocasionaría problemas de salud y peso”, explican en la nota de CNN.

3. Brotes de soja. Tan de moda por estos días, se sabe que estos brotes crudos tienen gran cantidad de nutrientes buenos para nuestro organismo; pero también incluyen otros, llamados anti-nutrientes, que no son tan recomendables para nuestra salud. Sin embargo, el experto se centra en que las semillas necesitan ciertas condiciones de humedad y calor que propician la multiplicación de las bacterias. ¿La solución? Hervirlos o suplantarlos por otras verduras.

4. Frutillas no orgánicas. El motivo se centra en la gran cantidad de pesticidas detectados en estas frutas: un grupo de especialistas habría encontrado más de 13 tipos. Por eso, recomienda elegir un producto orgánico.

5. Pez espada. La razón principal es el alto contenido de mercurio que suelen tener estos pescados: cuanto más viva el pez y más grande sea, más mercurio acumula. El mercurio interfiere en el desarrollo del sistema nervioso durante la gestación y la infancia, por eso, no es recomendable que las mujeres embarazadas o puérperas así como los bebés incluyan esta especie en su dieta.


6. Arroz blanco: debido al proceso al cual es sometido para ser distribuido y mercadeado, el arroz blanco ha sido despojado de las vitaminas y minerales esenciales para la nutrición. Por tal razón, el cuerpo lo procesa lentamente, lo que provoca un incremento en el nivel de azúcar en la sangre.

7. Pan blanco y las harinas refinadas: al igual que el arroz blanco, las harinas refinadas incluyendo el pan blanco, han perdido los nutrientes importantes al ser procesados, lo cual causa trastornos a nuestra salud . El proceso químico al cual estos alimentos han sido sometidos para ser blanqueados, es sumamente tóxico, y científicamente ha sido relacionado con problemas de la tiroides y daños a otros órganos del cuerpo.

8. Palomitas de maíz para microondas: aparte de ser producidas con maíz 'OGM' o genéticamente modificado, también contienen un producto químico conocido como diacetilo , el cual se utiliza para acentuar el sabor, y que causa trastornos respiratorios graves. El gran contenido de sal refinada, representa un gran riesgo a la salud de personas que padecen depresión arterial alta.

9. Alimentos congelados: La mayoría de los alimentos congelados están repletos de preservativos, sal refinada, aceites hidrogenados y otros ingredientes artificiales , los cuales causan serios trastornos a la salud. El intenso proceso al cual estos alimentos son sometidos durante su preparación, los hace perder su contenido nutricional casi en su totalidad.

10. Productos derivados de carne: el tocino, las salchichas, jamones y otras carnes son preservadas con nitrato de sodio, el cual ha sido relacionado con padecimientos del corazón y cáncer.

11. Mantequilla o margarina: contrario a lo que hemos creído por muchos años, la margarina no es más saludable que la mantequilla. Ambas contienen grasas saturadas, y estas a su vez han sido relacionadas con trastornos cardíacos y cáncer.

12. Barras energéticas o de proteínas: la gran mayoría de estas barras están confeccionadas con grandes cantidades de azúcar refinada, derivados de soya genéticamente modificada y grasas hidrogenadas, ingredientes que han sido asociados con enfermedades crónicas. Las apariencias engañan, no todo lo que se mercadea como saludable, verdaderamente lo es.

13. Productos a base de soya: la leche de soya y los sustitutos de carne a base de esta, son un engaño nutricional. Esto se debe a que la soya no orgánica contiene un sinnúmero de ingredientes 'OGM', los cuales han sido procesados utilizando un producto altamente tóxico conocido como hexanol, el cual ha sido relacionado con defectos de nacimiento, problemas del sistema reproductivo y cáncer.

14. Nada de dieta: la gran mayoría de los productos de "dieta" contienen endulzantes artificiales como la sucralosa contenida en 'Splenda' o el aspartame en 'Equal'. Ambos endulzantes han sido relacionados con problemas gastrointestinales, trastornos al sistema endocrino y daños neurológicos.

15. Nada que no sea natural u orgánico: un producto natural es aquel producido por la naturaleza. Un producto orgánico es aquel cultivado sin utilizar químicos sintéticos cumpliendo con estrictos requisitos de las agencias certificadoras.

Fuente: CNN Español. vistamagazine.

Los complementos vitamínicos no sirven para nada y pueden ser malos para la salud



Las investigaciones recientes sugieren que estos suplementos son inútiles e incluso nocivos para nuestro organismo. La ingesta de pastillas de forma crónica puede ser nociva.
Los complementos vitamínicos son en realidad un placebo, una forma como cualquier otra de desperdiciar nuestro dinero para estar más tranquilos con nuestra salud. En realidad los estudios recientes demuestran que los complementos vitamínicos no sirven para nada y que incluso pueden llegar a ser dañinos para nuestro organismo.
A pesar de que tomar pastillas es un hábito común en las sociedades occidentales, las pruebas de este estudio llevado a cabo por la Universidad de Warwick sobre una muestra de cerca de 500.000 personas, demuestran que «introducir suplementos en la dieta de los adultos bien nutridos no aporta ningún beneficio en particular e incluso puede ser dañino para sus organismos».
Los científicos de la Universidad de Warwick y la escuela Johns Hopkins de Medicina en Baltimore también creen que desde la industria farmacéutica se alimenta la ansiedad ante «falsos problemas de salud» que necesitan de «remedios innecesarios».
En este estudio del que se ha hecho eco «The Guardian», los científicos tomaron en cuenta distintos estudios sobre humanos para elaborar esta estadística. El primero, analizaba la relación entre las probabilidades de mortalidad y la ingesta de vitaminas en 450.000 personas. No existía ninguna conexión.
Otro estudio examinó a 6.000 hombres mayores que habían estado tomando suplementos vitamínicos durante los últimos 12 años. Una tercera parte de la muestra no contaba con beneficios en su salud tras este periodo y además la salud cardiovascular de 1.700 de ellos empeoró.
La conclusión de los expertos es que estas pastillas deben ser evitadas salvo que su toma este justificada. «No es recomendable tomar pastillas de forma crónica para evitar tener enfermedades. Cuando es suficiente es suficiente,», concluyen.

via:abc


miércoles, 4 de diciembre de 2013

Científicos resuelven el misterio sobre el origen del cáncer de mama.

El cáncer se origina en una célula en miles de millones que empieza a funcionar mal. Un nuevo estudio revela que, el caso de la mama, la gran mayoría de las veces esa célula maligna se encuentra en los conductos que llevan leche desde la glándula mamaria hasta al pezón. Los expertos esperan que con este estudio se desarrollen controles médicos mucho antes de que aparezca el cáncer.
Su objetivo era estudiar el origen del cáncer de mama. Cuándo y cómo arrancaba, qué célula era la responsable de disparar una enfermedad que se cobra decenas de miles de vidas por año. David Gilley, de la escuela de medicina de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, y Connie Eaves, del Laboratorio Terry Fox, de la Agencia para el Cáncer en Vancouver, Canadá, encontraron la respuesta: en un flamante estudio publicado en la revista especializada Stem Cell Reports explican cómo descubrieron que todas las mujeres -propensas o no a desarrollar cáncer de mama- tienen una clase particular de células normales precursoras con telómeros extremadamente cortos. "Esperábamos ver algunas diferencias en las células madre, pero esto fue una gran sorpresa", le explicó el especialista a BBC Mundo.

Los científicos se dieron cuenta de que estos cromosomas, al tener unos extremos tan pequeños, hacen que las células sean propensas a mutaciones que pueden desarrollar cáncer, si logran mantenerse con vida, apunta la BBC.

A diferencia de muchos trabajos sobre el cáncer, esta investigación se hizo en mujeres sanas que donaron sus tejidos tras someterse a una operación de reducción de pecho por razones estéticas. "Lo que buscábamos era posibles vulnerabilidades en células normales que las hicieran volverse en malignas", explicó el experto.

Las células luminares progenitoras se dividen en lo que se llaman células diferenciadas o finales, que a su vez forman el conducto en el pecho. Según surge del estudio, "es en estas células madre donde se origina el cáncer de mama".

Cuando se pierde la función de los telómeros, cuya función es evitar que los extremos del cromosoma se junten o recombinen con otros, lo que ocurre es un verdadero caos en el siguiente ciclo celular.

"Si bien todas las mujeres tienen estos telómeros supercortos, no todas desarrollan cáncer de mama. Esto se debe a que "la mayoría de las veces esto es beneficioso y en el 99,999999% de los casos todo va bien, pero en casos muy raros, en una etapa más tardía de la vida, esto se revela y hace algo perjudicial, que es lo que lleva a que una célula sea maligna", explicó Gilley a la BBC.

Los investigadores sostienen que este estudio les permite entender qué es lo que inicia un cáncer y establecer marcadores que sirvan en exámenes, a partir de muestras de tejido o de sangre, y poder monitorear a las mujeres, especialmente a aquellas con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Via:EM

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...